jueves, 11 de septiembre de 2014

Pedro Sánchez, el populismo y la desigualdad.

El flamante Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, concedió ayer su primera entrevista en televisión desde su nombramiento, a la cadena Antena 3. Reconozco que no tuve paciencia para ver la entrevista entera, pero en uno de los momentos de zapping me quedé con una de las frases que pronunció, una de las que hoy se destacan en la propia página web de Antena 3. "El final del populismo es la Venezuela de Chávez" destacan en la web de la cadena privada de televisión (ver en el siguiente vídeo a partir del minuto 0:45).
  

La frase de Pedro Sánchez: "el final del populismo es la Venezuela de Chaves (sic). La pobreza, las cartillas de racionamiento, la falta de democracia y sobre todo la desigualdad". 

Más allá del lapsus (tal vez el subconsciente traicionó al líder del PSOE al hablar de desigualdad y le hizo confundir al ex-presidente de su partido con el mandatario venezolano), al señor Pedro Sánchez habría que decirle que si quiere criticar el populismo y el gobierno de Chávez, hay muchos argumentos para hacerlo, con seriedad, sin llegar a la mentira.

Porque Venezuela tiene muchos problemas, demasiados. Pero si de algo puede presumir en los últimos tiempos, es precisamente de liderar en su continente la lucha contra la desigualdad, y así lo reconoce hasta Naciones UnidasUna materia, por lo demás, en la que España no debería dar lecciones, teniendo en cuenta que se encuentra en el vagón de cola de la eurozona.

Los datos son rotundos. El coeficiente de Gini es uno de los principales indicadores utilizados para medir la desigualdad de ingresos.

Veamos como ha evolucionado en los últimos años en Venezuela (ver fuente aquí):


Y ahora, veamos como ha evolucionado en España (ver fuente aquí):




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada